Bilbao rechaza estudiar la situación de las viviendas de mayores de 65 años

El concejal de Acción Social del Ayuntamiento de Bilbao, Iñigo Pombo (PNV), ha rechazado que el Consistorio realice un estudio sobre la situación de las viviendas donde habitan personas mayores de 65 años porque, según ha afirmado, “ya ofrecen un servicio de ayudas para la rehabilitación y accesibilidad de ese tipo de pisos”.

Ganemos Goazen Bilbao había pedido ese estudio para, en función de los resultados que arroje, elaborar un programa de ayudas para arreglarlas para que estas personas no tengan que dejar su casa o verse condenadas a no salir de ellas.

Sin embargo, el equipo de Gobierno se ha negado a ello a pesar de que, según ha señalado el portavoz de GGB, Francisco Samir Lahdou, muchas de esas personas viven en tal situación de vulnerabilidad que tampoco saben a qué programas tienen derecho y qué servicios pueden solicitar.

 

 

Anuncios

Ayuntamiento de Bilbao seguirá regalando entradas a sus compromisos

El equipo de Gobierno PNV-PSE de Bilbao seguirá regalando entradas entre sus “compromisos institucionales”, según ha dejado esta mañana claro en pleno la concejala de Alcaldía, Gotzone Sagardui.

De hecho, en el pasado Bilbao BBK Live, el Ejecutivo local entregó casi 1.500 entradas entre esos compromisos, si bien no ha querido detallar quiénes son, aunque sí ha apuntado que algunos son directoras y directores de área, medios de comunicación y oficinas de los grupos.

Ganemos Goazen Bilbao, EH Bildu y Udalberri hemos pedido en el pleno que, al margen de los actos a los que haya ir por trabajo o representación municipales, el resto se sorteasen a través de la web municipal, algo que han rechazado PNV, PSE y PP.

El portavoz de GGB, Francisco Samir Lahdou, ha manifestado que si es la ciudadanía de Bilbao quien paga, con sus impuestos, ese tipo de actos deberá ser la perceptora de las entradas.

Del mismo modo, ha apuntado que las y los concejales, así como directoras de área tienen “sueldo suficiente” para pagarse de su propio bolsillo el asistir a estos eventos.

PNV-PSE de Bilbao no se compromete con la Facultad de Medicina en Basurto

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Bilbao PNV-PSE no ha querido comprometerse esta mañana en el Pleno con la apertura de la Facultad de Medicina y Enfermería en Basurto, según le había reclamado el portavoz municipal de Ganemos Goazen Bilbao, Francisco Samir Lahdou.

El Gobierno local se ha lavado las manos y ha apoyado todo tipo de enseñanza, tanto pública como privada, “no a una más que a a la otra”, por lo que Lahdou ha replicado que el Ayuntamiento de Bilbao como institución pública debería apoyar sin fisuras la educación pública.

Pedimos un estudio sobre viviendas de mayores de 65 años en Bilbao

El portavoz municipal de Ganemos Goazen Bilbao, Francisco Samir Lahdou, propondrá en el Pleno del próximo jueves que el Ayuntamiento elabore un estudio sobre la situación   de las viviendas donde habitan personas mayores de 65 años y que, en función de los resultados, se haga un programa de ayudas para arreglarlas y que estas personas “no tengan que dejar su casa o verse condenadas a no salir de ellas”.

Tarjeta de vecindad

Otra de las mociones que llevará Ganemos al pleno se refiere a que el Consistorio expida una tarjeta de vecindad para inmigrantes en situación irregular. Lahdou ha reprochado al equipo de Gobierno PNV-PSE que “lleve toda la legislatura presumiendo de que está sobradamente preparado para el acogimiento de migrantes cuando son el vecindario de Bilbao y las asociaciones de barrio quienes se están ocupando de esta labor”.

Facultad de Medicina en Basurto

Como tercera iniciativa y “dada la inclinación perversa de este Ayuntamiento por la enseñanza privada, por la educación para élites y personas privilegiadas”, Lahdou exige al Ayuntamiento que, “de una vez por todas y como institución pública que es, manifieste un apoyo inequívoco a la enseñanza pública universitaria” y respalde la apertura de la Facultad de Medicina y Enfermería de la UPV en el Hospital de Basurto, “que lleva décadas durmiendo el sueño de los justos a pesar de que la facultad de Leioa se cae a pedazos”.

El portavoz de Ganemos Goazen Bilbao ha reprochado al alcalde, Juan Mari Aburto, que “ponga puente de plata” a la Universidad de Deusto a fin de que el año que viene ponga en marcha el grado de Medicina en Bilbao con el objetivo, después, de instalarse en Zorrozaurre, junto a las también universidades privadas Digipen, Mondragón, Navarra y dos de Londres dedicadas a la enseñanza de la moda y la arquitectura.

“El futuro de Bilbao, ciudad universitaria es el futuro del Bilbao para élites. Lo construimos entre todas y todos, pero solo para que los disfruten algunos”, ha criticado, motivo por el cual reclamará también que el Parlamento vasco legisle para que las universidades privadas no puedan cursar titulaciones que ya se ofertan en universidades públicas en Euskadi, ya que, de lo contrario, “habrá una competencia entre centros a la hora de contratar personal docente y alcanzar convenios con centros formadores para realizar las prácticas”.

Sorteo de entradas

Junto a estas tres proposiciones,  GGB va a presentar una cuarta conjunta con EH Bildu y Udalberri en la que solicitan al Consistorio que todas las invitaciones que recibe para acudir a eventos, como pueden ser el BBK Live, los conciertos de Miribilla o el concurso de saltos, se sorteen entre la población.

Queremos que se sorteen las entradas que recibe el Ayuntamiento de Bilbao

EH Bildu, UdalBerri – Bilbao en Común y Ganemos Goazen Bilbao defenderán durante el pleno de septiembre la necesidad de poner en marcha  un sistema que permita sortear entre toda la población de la villa las entradas de los eventos que el Ayuntamiento recibe.

Las tres formaciones quieren que estas entradas a conciertos, festivales o eventos deportivos, que hasta la fecha se reparten entre la corporación y entre personas elegidas a dedo por el Gobierno, sean sorteadas de forma transparente entre toda la ciudadanía de Bilbao.

bbklive2009

Los grupos firmantes de la proposición coinciden en señalar que todos y todas las vecinas de Bilbao tienen el mismo derecho que sus representantes en el Ayuntamiento a poder asistir a dichos eventos.

En opinión de la portavoz de EH Bildu, Aitziber Ibaibarriaga, “es necesario actuar con total transparencia. Nuestro cargo no puede suponer que tengamos unos privilegios sobre la ciudadanía y, si se reciben entradas por que se ha realizado una aportación de dinero público, ese beneficio debe revertir sobre la ciudadanía”.

Carmen Muñoz, portavoz de UdalBerri, ha asegurado que si esta propuesta no sale adelante significará que se estarán perpetuando los privilegios de los cargos públicos “Somos meros representantes políticos de la ciudadanía y por ello mientras esas invitaciones no respondan a nuestro trabajo como concejalas y concejales, deben ponerse a disposición de todas las bilbaínas y bilbaínos puesto que tienen el mismo derecho”, ha declarado.

En la misma línea, el portavoz de Ganemos Goazen Bilbao, Francisco Samir Lahdou, ha apuntado que, como representantes institucionales, las y los ediles “podemos pagarnos de nuestro propio bolsillo las aficiones y, por tanto, el Ayuntamiento, como institución más cercana, debe procurar que la cultura sea accesible a toda la ciudadanía, sobre todo a la que peor lo está pasando y que no puede ni aspirar a disfrutar de este tipo de actividades”.

Aburto falla estrepitosamente en paliar las desigualdades de Bilbao

El portavoz municipal de Ganemos Goazen Bilbao, Francisco Samir Lahdou, ha criticado la gestión llevada a cabo por el alcalde, Juan Mari Aburto, y su equipo de Gobierno durante estos tres años de mandato porque, según ha apuntado, “fallan estrepitosamente” a la hora de paliar las desigualdades existentes en la ciudad, por lo que les ha pedido que “prioricen” a los barrios altos.

Durante su intervención en el debate sobre el estado de la villa, Lahdou ha apoyado sus reproches en que mientras hay un 20% de familias bilbaínas que tienen una renta media de 103.561 euros, existe otro porcentaje igual que no supera los 7.242 euros anuales, “es decir, casi 15 veces menos”.

A su juicio, se trata de “desigualdad en estado puro” que se acentúa porque “no quieren cambiar el sistema, con el que se encuentran muy bien, para acometer el rescate de la ciudadanía”.

En el repaso de las obras y proyectos acometidos por el Ejecutivo bilbaíno, el edil de GGB ha calificado a Aburto de “mero gestor sin imaginación ni compromiso”, dotado, a su juicio, de un talante “susceptible que le lleva a tener una actitud excluyente y revanchista tanto con los grupos de la oposición como con las asociaciones vecinales, a quienes niega el voto en los consejos de distrito, y con el colectivo de pensionistas”.

Lahdou ha argumentado su reprobación en el hecho de que el equipo de Gobierno PNV-PSE “apuesta por la gestión privada de los servicios municipales, consiente la precariedad laboral, los trabajos temporales y los contratos basura”.

“Aburto vive de los réditos”

“Ha vivido usted de los réditos de la etapa Azkuna”, le ha recriminado, para añadir que “su aportación novedosa ha sido la ciudad de valores”, que solo contó con la aprobación de PSE y PP, y el pacto de barrios, que “únicamente” lo suscribió el equipo de Gobierno y que también fue rechazado por las propias asociaciones vecinales.

Por ello, y tras recordar que la villa cuenta con los 10 barrios “más pobres de las tres capitales vascas”, le ha pedido que “priorice” la rehabilitación de los barrios altos con la “multiplicación” de las ayudes y que “pase de los gastos superfluos, como los millones gastados para convertir Zorrozaurre en una isla, al rescate de la ciudadanía”.

Además, le ha interpelado para cuándo acometerá proyectos pendientes que disminuyan la “brecha del Bilbao de dos velocidades”, citando la regeneración de la ría, el soterramiento de las vías en Zorroza  la retirada del viaducto de Rekalde, la línea 4 de Metro, la Policía de proximidad o el Plan Integral para Artxanda” .

Para finalizar, ha asegurado que si “Bilbao tiene valores, los principales son ser una ciudad solidaria, cohesionada, equitativa para todas sus gentes y para quienes recalan aquí”, “Necesitamos no sólo que la ciudad vaya bien, sino que sus gentes vayan bien”, algo que, según ha dicho, “no es utópico”, sino “urgente y necesario”.

Pedimos a Aburto apoyo para abrir la Facultad de Medicina pública en Basurto

El portavoz municipal de Ganemos Goazen Bilbao, Francisco Samir Lahdou, ha presentado una proposición en la que pide que el Pleno del Ayuntamiento muestre su apoyo inequívoco a la enseñanza pública universitaria y, concretamente, insta al equipo de gobierno a que respalde la apertura de la Facultad de Medicina de la UPV en el Hospital de Basurto frente a la facultad privada prevista en Zorrozaurre por la Universidad de Deusto.

En la moción que GGB ha presentado, Lahdou critica que “mientras la Universidad Pública vasca está esperando financiación para levantar una nueva Facultad de Medicina y Enfermería junto al hospital de Basurto, el Ayuntamiento se propone facilitar la implantación de una facultad de medicina privada”.

Según Lahdou, el proyecto de Deusto contará con el respaldo institucional para que sea viable, “obviando y dejando de lado el proyecto que la UPV tiene desde 2011 en Basurto. En su opinión, si algún proyecto debe ser apoyado desde las instituciones públicas, “desde luego que no puede ser la facultad privada de Zorrozaurre”.

Para Lahdou, la creación de una nueva facultad privada “rompe con el principio de igualdad, mérito y capacidad” por el que se rigen las universidades públicas y competirá con la UPV/EHU, por ejemplo, en captar los centros formadores para las prácticas, en el profesorado y personal docente, así como en la financiación y en el apoyo público.

“La Universidad Pública Vasca no agotó el curso pasado el cupo máximo de 350 plazas autorizado por el Gobierno vasco en los estudios de Medicina”, ha señalado Lahdou, para agregar que “no fue por falta de demanda precisamente, ya que se reciben más de 2.000 solicitudes, sino que la decisión de no ampliar el número de plazas se debe a la falta de recursos”.